DestacadoNacionalRegional

Sólo siete entidades superan meta de 40 por ciento en la cobertura de educación superior

Por Arturo Sánchez Jiménez

En el ciclo escolar 2016-2017, sólo siete estados del país estaban por encima de la meta de 40 por ciento de cobertura en educación superior. El resto, 78 por ciento, no había alcanzado el objetivo del sexenio en la materia: que las universidades reciban a cuatro de cada 10 jóvenes en edad de estudiar, de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies).

Entre las entidades con rezagos están Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Morelos y Zacatecas, que tienen a sus universidades estatales en quiebra o cerca de ella.

De acuerdo con el documento Visión 2030, de la Anuies, la cobertura de estudios del nivel superior se ha expandido de manera considerable, aunque todavía es significativamente baja frente a los estándares internacionales e insuficiente para atender las necesidades educativas de millones de jóvenes mexicanos.

Para la Anuies un escenario deseable en 2030 es que México haya entrado a la fase de universalización de la educación superior, con una tasa de cobertura de 65 por ciento y con una disminución de las brechas entre las regiones y estados.

La tasa nacional de cobertura universitaria ha crecido en años recientes. En 2000 era de 20.6 por ciento, en 2012 de 32 por ciento y en el ciclo 2016-2017 llegó a 37.3 por ciento. El secretario de Educación Pública, Otto Granados, ha señalado que se prevé que al final de la administración llegue a 38 por ciento, dos puntos porcentuales por debajo de la meta sexenal.

La tasa de 37.3 por ciento significa que hay alrededor de 4 millones 430 mil estudiantes de nivel superior en el país.

El crecimiento de la matrícula universitaria ha sido desigual en el territorio nacional. De acuerdo con el documento, en el ciclo 2016-2017, sólo siete estados estaban por arriba de la meta de 40 por ciento: la Ciudad de México (99.5 por ciento), Sinaloa (52.2), Nuevo León (46.9), Aguascalientes (42.5), Colima (41.4), Puebla (41.1) y Sonora (40.9).

En el otro extremo siete estados se situaron en menos de 30 por ciento: Oaxaca (19 por ciento), Chiapas (20.7), Guerrero (20.9), Michoacán (26.4), Quintana Roo (26.8), Guanajuato (27.2) y Tlaxcala (28.0).

Las cifras indican que pese al crecimiento del promedio nacional han persistido amplias brechas entre los estados y las regiones: de los 20 estados que en el año 2000 se situaron por debajo de la cobertura nacional, nueve disminuyeron brechas (Baja California, Baja California Sur, Hidalgo, México, Querétaro, Quintana Roo, Puebla, Yucatán y Zacatecas) y 11 las ampliaron (Chiapas, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Oaxaca, San Luis Potosí, Tlaxcala y Veracruz).

En el extremo de la inequidad se encuentran los casos de las universidades de Guerrero y Oaxaca, los que se distanciaron de la tasa nacional en 15 y 13 puntos porcentuales, respectivamente, mientras las de Chiapas y Tlaxcala lo hicieron en nueve y siete puntos.

Fuente: La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *