Nacional

Cumple 25 años Sistema de Centros de Investigación Pública Conacyt

Por Armando Bonilla

(Agencia Informativa Conacyt).- En el marco del XXV aniversario de los Centros de Investigación Pública del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el director general de la institución, Enrique Cabrero Mendoza, consideró que la contribución de los centros a la generación de conocimiento es de suma importancia para México y que hoy en día se encuentran en un momento crucial en su historia.

 

Añadió que ello se debe a que durante la presente administración se ha dado un paso que venía haciendo falta y que básicamente obedece a la vinculación directa con la industria para que el trabajo que en ellos se realiza derive en soluciones a los problemas prioritarios de la nación. “En esta etapa debemos impulsar un trabajo colectivo mucho más importante”.

Añadió que “sin duda el Sistema de Centros de Investigación Pública Conacyt es una de las fuerzas de generación de conocimiento científico y tecnológico más importante del país (…) Se trata de un sistema joven, 25 años, pese a que algunos de los centros suman más de 40 años de vida, como sistema se integran hace 25 y a partir de ese entonces han escrito una historia nueva”.

En ese contexto, lanzó un llamado a convertir el sistema de centros en un esfuerzo que genere sinergias, convergencias del conocimiento y que esto permita realmente dar un paso adicional en las capacidades de generación de conocimiento. “Necesitamos una agenda de investigación que más allá del conocimiento fundamental —el cual se seguirá apoyando— se preocupe por la atención de los problemas nacionales, tenemos que ser un país experto en los temas que tienen que ver con su futuro”.

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, quien también estuvo presente durante el evento, subrayó la notable contribución de los centros a la generación de conocimiento del país. Asimismo, dijo que se trata de instituciones clave en el futuro de México y que de su trabajo dependerá que el país se consolide como potencia económica en los años venideros.

Para lograrlo, dijo, el trabajo de los centros debe tener claro los tres grandes retos y objetivos interrelacionados entre sí que ya tenemos como nación y que se acentuarán en los próximos años. El primero que es un gran reto de México y la humanidad en su conjunto, es la cuarta revolución industrial —lograr procesos de digitalización y mecanización tecnológica—; el segundo es la libertad y su vínculo con la generación de conocimiento y tecnología; mientras que el tercero es convertir a México en una gran potencia durante el siglo XXI.

Hacia dónde debe ir el trabajo de los Centros de Investigación

Posterior a la ceremonia donde se conmemoraron los 25 años de los centros, se llevó a cabo un panel de discusión sobre su labor, durante el cual se lanzó un llamado para fijarse las nuevas metas para el sector científico y tecnológico y que los esfuerzos para lograrlas se encaminen a convertir a México en una potencia media en cuanto a generación de conocimiento y tecnología se refiere durante los próximos años.

“Si México no logra este objetivo de generar conocimiento e innovación, muy difícilmente lograremos convertirnos en una potencia (…) Necesitamos en los próximos 15 años estar posicionados, de tal manera que todas las empresas que entrarán a un proceso acelerado de automatización y revolución industrial 4.0 vean en México mucho más y el anclaje con las empresas mexicanas sea natural por la capacidad que tenga el país para generar conocimiento e innovación, nuevas tareas y un capital humano altamente capacitado”, dijo Cabrero Mendoza.

A su vez, Elías Micha, coordinador de la Oficina de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Presidencia de la República, destacó el carácter regional de los centros y la estrategia de generación de consorcios como una nueva y efectiva forma de hacer ciencia. “(En ese sentido) uno de los retos a futuro consiste en seguir reforzando las capacidades tecnológicas de las entidades federativas, la creación de consorcios y el trabajo interdisciplinario, así como las capacidades productivas de los estados; eso sigue siendo un reto”, concluyó.

Fuente: Conacyt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *