Nacional

Brilla talento estudiantil en Feria de Proyectos 2017

Por Dalia Patiño González

(Agencia Informativa Conacyt).- Emiliano Carrillo Moncayo, estudiante de ingeniería en tecnologías de la información en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), ganó el primer lugar en dos categorías: aplicaciones web y desarrollo de software básico, en la Feria de Proyectos Fepro 2017.

La Fepro 2017 es una feria del área de tecnologías de la información que este año abrió espacio a más de 60 proyectos de estudiantes de nivel superior, no solo de la BUAP sino de otras instituciones del país, con el objetivo de incentivar la creación y desarrollo de proyectos que tengan un aporte con impacto social, científico y económico.

En el caso de Emiliano Carrillo, su proyecto llamado OBApp se enfoca en el desarrollo de una aplicación o página web que concentre y haga eficiente la comunicación entre estudiantes y docentes que actualmente utilizan las redes sociales, específicamente Facebook, para comunicar asuntos escolares como avisos, tareas, ejercicios, etcétera.

“La aplicación web busca erradicar de alguna manera o reducir el uso de Facebook por instituciones educativas, donde se pierde mucho la información. La idea es centralizar todo en una misma página web multiplataforma para que los alumnos puedan consultar tareas, archivos, noticias, chat grupal, avisos en tiempo real”, declaró el estudiante en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

El alumno del primer semestre de la BUAP se hizo acreedor a este reconocimiento por su impacto social. De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2016, en México 47 por ciento del total de los hogares en el país contaba con conexión a Internet; la encuesta también revela que 52 por ciento del total de los usuarios de computadora, la emplean como herramienta de apoyo escolar.

Como parte de la experiencia como estudiante en el Oficial Bachillerato, en Jalapa, Veracruz, de donde es originario Emiliano Carrillo, los profesores utilizan Facebook para dar indicaciones sobre tareas, lecturas, trabajos, entre otras actividades escolares; no obstante, notó que la información se diversifica, se pierde o repite, de ahí su idea de crear su primer desarrollo web.

Para la implementación de esta plataforma escolar, la cual ya funciona para el Oficial Bachillerato en Jalapa, Emiliano Carrillo utilizó tecnologías web como HTML, CSS, JavaScript, mientras que para la base de datos empleó Firebase de Google, lo que le permitió obtener una base de datos en tiempo real, autentificación de usuarios, almacenamiento de archivos y recuperación inmediata de contraseñas.

OBApp, además del primer lugar, obtuvo la acreditación para participar en Infomatrix Latinoamérica, que tendrá lugar en Guadalajara, en marzo de 2018.

Uso de algoritmos con reglas sencillas

En la categoría de software básico, Emiliano Carrillo obtuvo el primer lugar con Elementary Cellular Automaton Laboratory (E-cal), una aplicación web y de escritorio que permite trabajar con problemas científicos a través de algoritmos y no solo con ecuaciones. Reconocido como un proyecto con impacto tecnológico, E-cal se basa en la experimentación con un autómata celular unidimensional.

El autómata celular unidimensional consiste en un renglón de celdas unidimensionales, las cuales tienen la propiedad de estar vivas (negras) o muertas (blancas). La generación inicial puede tomar el valor que el usuario desee y para que las celdas cambien de estado a través del tiempo se debe definir una regla, en donde el estado de la celda en la siguiente generación depende del estado de sus celdas vecinas. Al correr el programa se observan patrones interesantes, dependiendo de la regla que se eligió.

Este modelo matemático fue propuesto en la década de los 50 y retomado por el matemático Stephen Wolfram en la década de los 80. El sistema permite obtener patrones complejos a través de operaciones sencillas.

“Lo que intenté fue crear una herramienta para que como profesor se facilite explicar a los alumnos el funcionamiento de estos autómatas celulares y decirles qué tan importantes son. Tienen muchas aplicaciones en la ciencia, pero más que nada la base del autómata celular es pensar que los problemas en la vida o en la ciencia no solo se pueden resolver ecuacionalmente sino algorítmicamente a base de reglas sencillas, ya que con ellas puedes generar complejidad y resultados”.

La idea de este proyecto, reconoció Emiliano Carrillo, surgió como un reto para la materia de matemáticas y la forma en cómo la desarrolló ha sido a través de la investigación autodidacta.

“Quería un programa que generara una figura fractal, figuras que se repiten sin importar la distancia a la que las veas, entonces yo me impuse el reto de crear este autómata celular con el que pudieras experimentar tanto en la web o desde tu computadora de escritorio. Está desarrollado también con tecnología web como HTML, CSS, JavaScript, y para correr en el escritorio utilizo Electron. En cuanto a la asesoría, la verdad he aprendido a base de proyectos, estos han sido los primeros, pero están funcionando”, concluyó.

Fuente: Conacyt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *