ColumnasDestacado

Bits libres: Sobre la neutralidad de la red

 

Osvaldo Salazar S.

Cuando conocemos a una nueva persona, en especial si es alguien que solamente veremos en una sola vez en muchos años si no es que en toda la vida, le pedimos nos diga cómo podemos contactarlo; a lo que algunos responden o Facebook o Twitter.

Si bien las anteriores son las más populares, no son las únicas redes sociales ni formas de contactar a alguien: con la mayoría de mis contactos uso el e-mail; con otros, quitter; o diaspora con uno más; telegram es con nutridos grupos de colegas; irc, para temas específicos, etcétera. Otros expertos del área usan correo tradicional, como es el caso de Donald E. Knuth.

En fin, todos somos libres de elegir de qué manera nos pondremos en contacto con el mundo… o con una parte de él.

En México todos somos libres de usar “los servicios de acceso a Internet para poder acceder a cualquier contenido, aplicación o servicio ofrecido por los concesionarios o por los autorizados a comercializar, dentro del marco legal aplicable, sin limitar, degradar, restringir o discriminar el acceso a los mismos”, ya que “los concesionarios y los autorizados a comercializar que presten el servicio de acceso a Internet se abstendrán de obstruir, interferir, inspeccionar, filtrar o discriminar contenidos, aplicaciones o servicio”; según el capítulo VI, en los artículos 145 y 146 de la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión, donde se trata la neutralidad de las redes.

Es bueno saber que en México se respeta la neutralidad de la red y quienes nos dan el servicio de acceso a Internet no privilegian ni filtran ninguna aplicación o servicio dándole ventaja sobre las demás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *